Chico con ordenador en formación presencial y online

Si estás pensando en cursar un postgrado, te habrá asaltado la duda. ¿Mejor máster online o presencial? Ambos tienen ventajas, así que depende de tus prioridades.

Te destacamos aquí los principales beneficios de cada tipo para intentar ayudarte a tomar la mejor decisión :)

Ventajas de la formación de postgrado presencial

Intercambio directo de conocimientos. Los compañeros cuentan con otras experiencias académicas y laborales que pueden enriquecerte mucho. Entre profesor y alumno también se produce un contacto directo de gran valor añadido. En los programas presenciales, este intercambio de vivencias que permite la transferencia de conocimiento se produce de forma natural y se retroalimenta. En la formación online, la experiencia es mucho más limitada: se pueden perder relaciones que se establecen de forma espontánea en el contacto directo.

Networking. Este ‘cara a cara’ ayuda a conocer y trabar amistad con otros estudiantes que están trabajando o trabajarán en un sector dentro de tus intereses. Con todos ellos podrás relacionarte a lo largo de tu vida profesional en distintas ocasiones: como clientes, posibles empleadores, colaboradores en proyectos, etc. Es decir, formarás una red de contactos muy útil a lo largo de tu vida laboral.

Solución directa de dudas. Aunque en los programas online también hay canales para solventarlas, el contacto presencial favorece la solución de cuestiones que se plantean con la teoría. Mediante mail o chats escritos, o por vídeo en directo, a veces, es más difícil resolverlo de forma clara. Además, estas dudas que se plantean en clase enriquecen a todos los alumnos, y pueden animar a debatir sobre cuestiones interesantes que, de otra forma, quizá no se habrían tratado.

Ventajas del máster online

Comodidad. Eso es indiscutible. Un máster online te permite organizar tu propio horario. Además, ahorras tiempo en los desplazamientos, y puedes compatibilizarlo fácilmente con otra actividad. Si estás teletrabajando, por ejemplo, cualquier momento es bueno para revalorizar tu CV con un máster  y combinar ambas tareas con menos dificultad.

Buen desarrollo tecnológico.  Aunque la formación de postgrado ya se encontraba actualizada en su digitalización, la pandemia ha acelerado todavía más este proceso.  

Las universidades e instituciones de postgrado han reaccionado con rapidez. Se han introducido nuevas tecnologías para impartir sus programas de forma remota y así poder seguir haciendo llegar los conocimientos a su alumnado.

Entonces, ¿cuál es mejor? Como decíamos, lo primero es que analices tus prioridades a corto y largo plazo, para que puedas tomar una decisión.

Pero tenemos una buena noticia



No todo es blanco o negro. Existen fórmulas mixtas que combinan ambas opciones: parte presencial y parte online.

Por muy cómoda que sea la formación online, somos seres sociales: necesitamos ese contacto personal ‘cara a cara’ que una pantalla jamás podrá sustituir. Mucho más después de un año y medio de pandemia.

Los candidatos a máster que han acudido a nuestras Ferias Internacionales de Estudios de Postgrado han manifestado este interés por la formación presencial.

Según las encuestas hechas en FIEP 2020, realizadas a una muestra de 871 jóvenes,  el 61% estudiaría su máster en modalidad presencial, un 22% semipresencial y un 17% online.

Así que, como hemos visto, tanto el máster online como el presencial, y su fórmula mixta, tienen sus ventajas. Esperamos que haberte ayudado para que estés más seguro en tu decisión. Si tienes cualquier comentario, ¡lo resolvemos por aquí!



Comparte este artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en el siguiente enlace: ver política de cookies